Historias tras el confinamiento

Chaaya (nombre cambiado) es una madre de 28 años, víctima de la Trata de personas y beneficiaria de las acciones que impulsamos en Bombay para combatir la pobreza. Desde hace un año, participa en el proyecto «Mariposa», el cual, apoya a las mujeres víctimas de la Trata y la explotación sexual, para que puedan mejorar sus condiciones de vida a través de formación y educación. Estas actividades las llevamos a cabo en el barrio de las luces rojas de Kamathipura, en Bombay.

Estos días, mientras en todo el mundo nos vemos obligados a quedarnos en casa para frenar el impacto del COVID-19, Chaaya, a quien recientemente se le diagnosticó un tumor en el estómago, necesita tratamiento médico inmediato.

Sin embargo, todo el personal médico privado de toda la ciudad prioriza el tratamiento de pacientes con Coronavirus y los hospitales públicos se han negado a realizar la cirugía hasta que se supere la crisis. Así, muchas personas sin recursos con otras dolencias están quedando desatendidas.

Esta es otra de las duras consecuencias de la crisis del COVID-19 en Bombay. Al hambre que están sufriendo miles de personas, que se han quedado sin nada, hay que sumar las pérdidas de las personas que no están recibiendo los tratamientos médicos que necesitan. Esto le podría pasar a Chaaya.

El equipo de Sonrisas de Bombay está en contacto constante con ella para conseguir medicamentos que le permitan mantenerse hasta poder llegar a realizar el tratamiento necesario. Y estamos trabajando para ello.

Esta no es solo la historia de Chaaya, tras las puertas de los burdeles cerrados hay más Chaayas.

#CuidémonosEntreTodos

La entrada Historias tras el confinamiento se publicó primero en Sonrisas de Bombay.