Arya: escapar de la trata

Arya tiene 14 años, vive con su madre y sus dos hermanas, en una chabola cerca de Thane. Hasta ahora su vida no ha sido fácil, su madre está enferma de VIH. En casa entra el dinero que consigue trabajando ocasionalmente como prostituta y del sueldo de limpiadora de una de sus hijas. Viven en condiciones muy precarias, aún así entre una cosa y otra han conseguido tirar hacia adelante.

Hace unos días, comenzó una auténtica pesadilla para Arya. Ella, su madre y sus hermanas, reúnen el perfil de “blanco fácil” para las mafias de explotación sexual y lamentablemente era cuestión de tiempo que sufrieran su acoso. Seguramente tras un tiempo de vigilancia, Arya fue raptada por cinco hombres miembros de una red de trata y prostitución. La tuvieron encerrada y drogada durante cinco días, durante los que además fue violada y torturada en repetidas ocasiones.

En un descuido, Arya consiguió escapar y regresar a las inmediaciones de su casa. Una vecina la encontró en un estado lamentable. Apenas podía balbucear lo que le había sucedido…

En Sonrisas de Bombay, durante los últimos meses hemos dedicado una parte importante de nuestros esfuerzos a construir una buena red para dar respuesta a este tipo de situaciones, con otras organizaciones e instituciones que también trabajan en la lucha contra la trata de personas. Dos de ellas son Alert India y YUVA (que es la Childline, servicio de atención para la infancia, para la zona de Thane).

La madre de la niña es beneficiaria de Alert India, como paciente de VIH. Contactó con ellos cuando su hija regresó y rápidamente la organización compartió la información con Sonrisas de Bombay, y al mismo tiempo, mientras iniciábamos la burocracia necesaria, contactamos con YUVA, que es quien tiene la potestad legal para que Arya pudiera acceder a un centro de protección de menores, a cargo del gobierno, con el objetivo de garantizarle los cuidados necesarios en ese momento, pero también un espacio seguro en el que poder vivir alejada del peligro de las mafias.

La respuesta fue rápida y se hicieron cargo de la niña, ofreciéndole las atenciones necesarias en su estado de shock y de salud. En paralelo, el equipo de Sonrisas de Bombay visitó a la madre para poder conocer su situación de primera mano y explicar los pasos que se estaban siguiendo. En ese momento pudimos constatar la terrible situación de esta familia. Su precaria situación económica pone en entredicho que la madre pueda seguir su tratamiento con la rigurosidad necesaria, cosa que limita las posibilidades de reunir las condiciones para poder ocuparse de sus hijas como estas lo necesitan. Por lo que la terrible experiencia que ha sufrido Arya, amenaza también a sus hermanas.

La madre se encontraba en un estado de shock importante, con la mirada ausente, casi incapaz de pronunciar palabra, y su máxima prioridad era poder ver a su hija…

Más tarde, visitamos el centro en el que había ingresado Arya. Tras cinco horas de espera, en el patio con otras familias y otros niños y niñas esperando para ingresar, pudimos reunirnos con el responsable del centro. Nos atendió unos minutos y pudimos ver a Arya. Nos invitó a reunirnos en otra ocasión. La situación del centro es también bastante precaria y pone de manifiesto la necesidad de inversión de todo tipo de recursos en los centros de protección de menores.

Ante esta situación en Sonrisas de Bombay vamos a focalizar nuestros esfuerzos para avanzar en los siguientes pasos:

  • conseguir trasladar a Arya a un centro privado con mejores recursos y atención, costeado por nuestra organización. Una prioridad en paralelo a reclamar unas mejores condiciones para los centros públicos.
  • continuar el trabajo con su familia para proteger a sus hermanas y garantizar su seguridad y oportunidades de futuro.
  • seguir el procedimiento legal necesario para detener a los miembros de la mafia que secuestraron, violaron y torturaron a Arya con el objetivo de presentarnos como acusación particular en un posible juicio.

En las próximas semanas seguiremos trabajando en este caso para dar respuesta a las necesidades de Arya y conseguir que los responsables de su situación no salgan impunes de esta barbaridad. Esperamos aportar un poco de luz y esperanza a la vida de esta joven de 14 años, con la que sin duda vamos a luchar por su recuperación y para conseguir una vida digna, libre y con oportunidades.

The entrance Arya: escapar de la trata was first published in Bombay Smiles.